Viajes Baratos a Islas Canarias

Despues de esa noche, una noche repleta de crujidos de escaleras, animales silvestres, el zumbido del viento y todos esos efectos ambientales de esos que aparecen en toda pelicula de terror que se precie; comenzamo s una jornada que todos temíamos, una etapa de grandes ascensos de la que las chicas ya habian oido hablar y a la que ninguno de nosotros quería llegar. Asustados, desayunamos y nos enfrentamos a las faldas del Teide, para bordearlas serpenteando hasta los gigantes, un hachazo en la tierra, un súbito corte en la roca viva quecaía, como una cortina sobre la ventana, sobre el mar.

No sabemos cuánto tardamos, ni cuánta distancia recorrimos, pero atravesamos Santiago del Teide fugaces y alcanzamos Los Gigantes agotados, pero aquella sobrecogedora estampa, aquel faldon de rocas abrió nuestros ojos como una sobredosis de cafeína. La altura de las rocas se hacía infinita ante nosotros, nos fascinamos, nos cansamos y decidimos tomarnos un baño, cenar y buscar un sitio tranquilo donde descansar el vuelo que habiamos hecho desde guarachico hasta los gigantes.

1 comentario:

nicol dijo...

Hola.
Disculpa que te escriba como un comentario...
Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
Muchas Gracias por tu tiempo...
Un saludo.

Publicar un comentario