Dormir en Ancona en un Viaje Barato


Ya llegados a Ancona, recuperados, nos dispusimos a almorzar en un parque, donde conocimos a otro viajero enamorado de las bicis, Mijael, un alemán que llevaba ya 2 años viajando por Europa, trabajando aquí y allá y sobreviviendo a la calle, que se habia convertido en su hogar.Dormimos en un tranquilo bosque junto al mar y nos despertó la claridad tras dormir largo y tendido para comenzar un nuevo dia, en el que nos esperaba un viaje en Ferry a Grecia, el último país del camino.

Ancona desde el mar
Mijael
Dulce despertar
Hermoso Ancona

1 comentario:

Una Zamorana y un Sallentí dijo...

Dios mio chicos, que valientes que sois.

Os envidio, pero soy demasiado comodona para seguiros fisicamente.

Os seguire por la red ;.)

Conchi

Publicar un comentario