Al fin Pula y un par de amigos de viaje

LLegados a este punto, habiamos ya pinchado, al menos, 4 veces, se nos habian roto las alforjas, se nos habia caido una bici al mar, habiamos perdido las luces para pedalear en la oscuridad y una de las cadenas "antirrobo" y nos habiamos quedado sin bateria en la camara de fotos, asi que estábamos acabados. Acabados pero en Pula, tras el engañoso mapa Michelin, que ilustraba unos 40 Km desde Portorose, la ciudad de partida esa mañana, que resultaron ser, en realidad, 140. No teniamos haliento y nos sentamos a hacer un poco de vida croata, con todos los del pueblo, viendo una peli -porsupuesto sólo ver, no oir- cuando alguien comenzo a hablar una lengua que entendiamos: eran Carlos y Juncal (¿que hubieramos hecho sin ellos?), encantadores, nos invitaron a cenar, a beber unas cervezas, a charlar, e incluso a desayunar. Sin duda Carlos, caminante de montañas, nos entendia bien; Muchas gracias

3 comentarios:

yonatan dijo...

buah q grandes carlos e juncal non me lembraba deles
foi tan intenso que xa m esquecin dunha chea d cousas
jaja
gradísima a viaxe pildora, uns recordos e unha experiencia inmellorables
un verán da ostia si señor
e gran idea o nda páxina, que agora sempre llefalo a todo o mundo da viaxe e con isto teño probas pra os incredulosXD
unha aperta

Nuestros Viajes Baratos dijo...

Los amigos no son fáciles de encontrar, y con sus defectos, uno debe estimar al otro y el otro al uno.

M.Eugenia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario