Slovenia y el duro viaje por Croacia

Tras sacarnos las tipicas fotos fronterizas, que algunos za habreis visto si seguis el blog, atravesamos Slovenia: apenas 72 Kilometros en los que aprendimos palabras como zelenzenske postaia o hvala.... Dormimos en la frontera, en la marbella eslovena, Portorose, sin duda muy tranquila -pero nada barata- para comenzar al dia siguiente antes de que saliera el sol, en direccion a Pula: 140 kilometros de mucho sol, pendientes y sed


¿¿¿¿????
¿Donde está ....?

Un viaje bonito por una carretera bonita

Mas fotos fronterizas

La inesperada Trieste z la llegad al Este

Venecia fue una ciudad dura a pesar de los canales y las gondolas, ya que se nos pincho la rueda de Pedro unas tres veces y salir de la ciudad fue dificil y peligroso, porque debiamos atravesar una carretera muz estrecha y con gran trafico de camiones. Tras dormir en un parque de camioneros, llegamos a Trieste, una ciudad poco conocida, pero, sin duda, muz bonita, donde pasamos la ultima noche de nuestro viaje barato por Italia.


Tapando agujeros

En bici a donde sea

Asi se desayuna en Trieste, en primera linea de mar

Trieste de noche

Y asi se duerme

Venecia, el Po y los mosquitos

El viaje hacia Venecia es realmente precioso, a las orillas del Po, donde nos paramos a comer y a banarnos; sin embargo, hay una gran cantidad de molestos mosquitos que nos hicieron pasar una noche dificil. Ya hacia las 9 de la noche llegamos a Chioggia, con la esperanza de coger alli el Ferry hacia Venecia, pero no era nada barato, y tuvimos que retroceder, para alcanzar Venecia al dia siguiente por una peligrosa carretera.


Venecia es dificil para viajar en bici: todos los puentes tienen sólo escaleras



Acrobacias en el Po

A beira do Po

Ferrara y muchas cosas bonitas

Tras la encantadora Bologna, nos esperaba Ferrara, una pequena ciudad Italiana muy bonita, y Piero, un CouchSurfer muy acogedor con el que hablamos tras cenar de nuestra ruta, de Barcelona y de muchas cosas y que tiene muy buenas ideas. Para comenzar el dia siguiente fuimos a correr un poco con el...ya echabamos de menos pisar el suelo. JAja


Alguén sabe que quere dicir iso?
La Terraza de Piero, nuestro hospedador

Un poco de ejercicio para comenzar el dia... para variar

no es facil sacar fotos mientras vas en bici

Campos italianos

Bologna, el viaje Erasmus

Bologna es la ciudad Univeritaria por excelencia en Italia; es pequenita y muy a cogedora, hay mucha fiesta y es muy barata. Para pasar la noche alli contactamos con un CouchSurfer (Andrea y su Novia, que nos hicieron de guias por la ciudad), que nos permitio dejar las bicis en su casa mientras saliamos de fiesta. Por la noche dimos con una famosa plaza donde, segun nos explicaron, se reunian los Erasmus espanoles para hacer botellon. Alli conocimos asturianos, madrilenos y una sevillana, Sara, que nos invito a dormir en su casa acabada la fiesta.

Las chicas Erasmus de Bologna se despiden para volver a sus casas, a la izquierda, Sara
Boloña esta llena de soportales, por eso en Italia dicen que es la ciudad donde no hacen falta paraguas
La fiesta Erasmus en la Piazza di Sato Estefano
Andrea y su novia, Nuestros guias y hospedadores en Bologna
La salida de Firenze

Florenzia, el loco recepcionista

El camino a Florencia fue muy Facil y llevadero, ya que a partir de Pisa, hacia el Este, Italia se convierte en una vasta llanura. LLegados alli, todo pintaba bastante mal, ya que coemnzo a llover, pero; por suerte, dimos con un pequeno Albergue Juvenil, donde conocimos a Daniel, el recepcionista, que nos permitio quedarnos a dormir y desayunar gratis tras contarle nuestra historia...eso si, tuvimos que ayudarle a limpiar los banos. JAJAJAJA

De viaje por Florencia
Daniel, el gran recepcionista del Ospedale Rifiorence
Ayudando a Daniel a limpiar los baños, como agradecimiento del barato (gratis) precio acordado
Estrenando el Hornillo: un poco de comida caliente

La torcida torre: camino de Florencia

Duro y caluroso fue el viaje hasta Pisa, pero valio la pena llegar, no solo por la torre, sino por toda la gente que conocimos y que se enrollo con nosotros: Hacia la tarde nos encontramos con David y Belen, dos Barceloneses que amablemente nos invitaron a merendar y a charlar un rato, aconsejándonos sobre la ruta y los lugares más baratos. Para culminar el fantástico dia, conocimos a Lucia Y Mireia, de Zamora la una y de Alicantre la otra, que nos dieron un sitio donde dormir, comer, charlar y descansar. Muchas gracias a todos.
Ya por subir, en bici subimos hasta la torre de Pisa
David y Belen: buena genteMireia no sale en la foto, pero las dos nos trataron muy bien

La limosna y la fiesta de Albenssa

De camino a Genova, una ciudad muy industrializada, con un pequeño puerto antiguo, pasamos tarde y noche en Albenssa, donde una amable señora, Marissa, se solidarizó con nuestra causa, e insistió en invitarnos a comer. Ya de noche, nos mezzclamos con la marcha Italiana, donde un grupo de chavales nos invitó a dormir en su casa y a hacer un poco de Fiesta. Pronto colgaremos las fotos. Asi da gusto hacer un viaje barato.

Nuestros amigos de Albenssa que nos invitaron a dormir en su casa.

Los del Partido Democratico nos invitan a comer.

Las calles de Genova

Viaje de Ventimiglia a Genova

El primer pueblo tras la frontera es Ventimiglia, donde tuvimos algun que ptro percance con un extraño perseguidor: un hombre que nos sigui durante unos 15 Km con su coche..en fin. Tras ello, atravesamos Savona, donde era la fiesta del Partido Democratico Italiano (El partido de la oposición), cuyos militantes más jóvenes nos invitaron a cenar., Dormimos cerca de alli, en un pequeño parquecito.
El duro despertar
La cena en la playa
Marissa y la Limosna

La llegada a Italia

Antes de la frontera, hay toda una serie de pequeñas ciudades francesas conocidísimas, ya sea por su turismo, o por la fórmula uno, jaja. En fin, aqui se acaba nuestro viaje por Francia y comienza la odisea italiana.

Pasando el tunel de Monaco, Lucas y Pedro F1
El algodon de azucar mas barato de Francia esta en Menton, el ultimo pueblo

Foto fronteriza

La costa Azul y la llegada a la frontera

Aqui se acaba nuestro viaje por Francia y comienza la odisea Italiana, eso si, no sin antes pasar por algunos de los pueblos mas lujosos y turisticos de la costa francesa. Viajar asi es un lujo: Yate, lamborgini y comida caliente.



Norias en la costa azul




La europa den izquierdas



Fiesta privada en Yate en St Tropez



La llegada a Nice, la ultima gran ciudad




En Bici por el mundo

En Barcelona se llama Bicing, en Montpelier MontVelo y en Marseille Velo Verd. Viajar en bici es barato y ecologico, que mejor forma.

Retomemos el viaje


Tras el descanso con Marie, comenzamos el viaje por la costa azul: desde Marsella hasta Niza durante 3 dias, pasando por Sant Troped (la ciudad del lujo, nada barata), Sant Raphael y Cannes, si, esa ciudad donde se hace el festival de cine. Lo mas duro, tal vez, fue subir la Gineste, una montana junto a Cassis, famosa por sus "cornises" (acantilados), pero las fotos valieron la pena.



De paseo con Marie





La familia de Marie




Marseille desde lo alto





El descanso para comer





La gineste y las cornisas